Injuve

Inicio / Conocenos / Ediciones Injuve / Folleto de la Exposición La Amenaza Invisible

Folleto de la Exposición La Amenaza Invisible

Portada del folleto Exposición La amenaza invisible
Julio, 2017
NIPO: 684-17-003-8
Depósito legal: M-20258-2017

La Sala Amadís del Instituto de la Juventud se proyecta desde su reapertura como un lugar de encuentro y aprendizaje, en el que se dan cita diversos agentes culturales, que tanto desde la práctica artística como desde el comisariado, tienen como objetivo difundir y potenciar el arte de los jóvenes creadores y establecer redes con aquellas instituciones que tengan similares objetivos.

En la sala se pueden ver los proyectos que desarrollan anualmente los beneficiarios de las Ayudas Injuve para la Creación Joven, excepto en los meses de verano, momento en el que se aprovecha para programar otras actividades entorno a las problemáticas y necesidades que rodean a los jóvenes creadores.

La exposición “La amenaza invisible” que ahora presentamos, surge de la colaboración entre dos instituciones muy ligadas al arte emergente y al fomento de la actividad creadora, como son el propio Injuve y la Casa de Velázquez - Académie de France à Madrid.

Durante los meses de julio y agosto de 2017 se muestran los trabajos realizados por los artistas residentes de La Casa de Velázquez - Académie de France à Madrid. Este grupo de jóvenes españoles y franceses está conformado por: Nino Laisné, Giorgio Silvestrini, Anaïs Boudot, Nathalie Bourdreux, Ana María Gomes, Élise Earaerts, Keen Souhlal, Marianne Wasowska, Alejandro Ramírez Ariza, Ernesto Casero, Baktash Sarang y Benjamín Testa.

A través de la mirada y el comisariado de Nerea Ubieto, conocedora de la sala por su proyecto beneficiario de las ayudas Injuve a la Creación Joven 2014, estos artistas presentan sus trabajos, empleando formatos muy diversos, pero con una temática común relacionada con el paso del tiempo y la inexorable llegada de la muerte. Esta amenaza permanente, constituye un ultimatum invisible, pero constante en el devenir humano.

La comisaria de la exposición propone al mismo tiempo traspasar la propia exposición planteando diferentes talleres con los propios artistas que pretenden activar la Sala Amadís haciendo de esta un espacio vivo, donde el intercambio de saberes tenga un lugar protagonista.

Documentos adjuntos: